dimecres, de desembre 21, 2005

Ai la carn, la carn...







Imatge: Susanna i els vells, quadre d' Artemisia Gentileschi (1610).





[/1r/] BREVE COMPENDIO PARA BIEN EXAMINAR LA CONSCIENCIA EN EL JUYCIO DE LA CONFESSIÓN SACRAMENTAL. COMPUESTO POR EL
ILLUSTRÍSSIMO Y REUERENDÍSSIMO SEÑOR DON MARTÍN DE AYALA, ARÇOBISPO DE VALENCIA.
AGORA NUEUAMENTE CORREGIDO Y AÑADIDO
POR SU REUERENDÍSSIMA SEÑORÍA.
Impresso en Valencia, en casa de Ioan Mey.
1567.
Véndese a la puerta de los Apóstoles.




/42r/ TERCERA PARTE QUE TRATA DE LA CONFESSIÓN Y eXAMINACIÓN DE LA CONSCIENCIA POR LOS PRECEPTOS DE DIOS NUESTRO SEÑOR Y DE SU YGLESIA.

(...)

CAPÍTULO IX. DEL SEXTO Y NONO PRECEPTO.
No fornicar ni dessear la muger agena.

¶ Es a saber, no tener accesso carnal ni dessearlo sino fuere con su propria muger ni la muger con el hombre que no sea su marido.

Lo que se manda en este precepto: vsar casta y honestamente el casado del sancto estado del matrimonio y conseruación de la muger. Ser casto, templado en el comer y beuer, honesto en las palabras y trages y huyr los tratos y conuersaciones que pueden traer a peligro desto y, también, se manda procurar los remedios propinquos con que el peccado bestial de la luxuria se destierre, /54r/ los quales se pondrán delante quando se trate de los peccados mortales.

Lo que se ueda en este precepto y cómo se quebranta: teniendo accesso carnal o exercitando obra de luxuria y delectación carnal de qualquier manera que sea, fuera de con su muger.

¶ Explicar deue aquí el penitente los modos en que acerca del peccado de la luxuria contra este mandamiento se viere culpado, sin nombrar ni explicar en singular las personas con quien ha peccado, pero deue declarar en especie la suerte de la persona con quien ha offendido a nuestro Señor porque suele variar esto la naturaleza de los peccados.

Los quales peccados de luxuria se reducen a seys differencias, es a saber, adulterio, que es accesso con casado o casada; sacrilegio con persona /54v/ dedicada a Dios por especial dedicación, como persona religiosa y también por ser en lugar sagrado; [e]stupro con virgen, especialmente, si es con engaño; incesto se llama quando es con persona a quien tenga parentesco o affinidad dentro del quarto grado; simple fornicación es con persona soltera y libre; bestialidad se llama la que se comete con animal bruto. Todas las quales especies no hay necessidad de declararse con extensión por ser materia peligrosa y abominable. Péccase, también, en lo accessorio, antecente o concomitante o consequente a esto, como es en las vistas, tocamientos illícitos, mensages, cartas, presentes, dádiuas, offertas, trages, músicas, inuenciones, vanidades, olores curiosos y vsos de otras cosas lasciuas que incitan a esto, vsando también mal y con desone- /55r/ -stidad de la conuersación de la propria muger o contra la orden de naturaleza o con peligro estando occupada con preñez o con su regla; contrayendo o celebrando matrimonio contra los [e]statutos de la yglesia o precepto de su p[re]lado; comiendo también o beuiendo demasiado o comiendo manjares o tomando cosas que inciten a esto; induziendo o aconsejando o dissimulando o no impidiendo, concurriendo en algo de lo susodicho por obra o por palabra o por algunas señales o deteniéndose en pensamientos semejantes o consintiendo con voluntad en ellos. Y, al fin, se quebranta con todo género de luxuria y desonestidad.

(...)

/64r/ QVARTA PARTE DE LOS PECCADOS MORTALES Y SUS REMEDIOS.

(...)

CAPÍTULO IIII. DE LA LUXURIA.

Lvxuria es appetito desordenado acerca delos deleytes corporales y, especialmente, acerca de las delectaciones del tacto. Deste peccado diximos ala larga enel vi mandamiento y de todas sus especies.

Los remedios contra luxuria y para guardar el sexto mandamiento. Los principales remedios deste peccado son: refrenar quanto nos fuere possible las imaginaciones torpes, que son la fuente de todas las offensas que se hazen contra nuestro Señor en este peccado y es menester, también, rogar a Dios con grande instancia que aparte de nuestra alma esta mala semilla de /70r/ pensamientos desonestos, los quales por poco que se dexen reposar en el alma apenas la dexa sin alguna manzilla; y también aprouechará castigar y exercitar el cuerpo en las cosas laboriosas y pías, como ayunos, vigilias, peregrinación, oración, meditación, disciplinas, lectión de escripturas y de exemplos de sanctos y, también, huyr la ociosidad y aparterse, sobre todo, delas occasiones y malas compañías y conuersaciones porque la victoria deste pecado está en huyr a los principios. Ayudará, también, mucho la moritificación delos appetitos y la remplança en el coraçón y enlos regalos de la carne y, principalmente, nos armaremos contra este peccado con la continua meditación de tres cosas, es a saber, dela muerte, del juyzio final y del infierno.




Observacions:

  1. Aquest llibre es troba a la Biblioteca Nacional en Madrid: R 7206.
  2. Els números rojos entre dues barres indiquen la pàgina, mentre que la lletra v indica que es tracta de l'anvers, i la r el revers.

2 Comentaris:

Anonymous Fabullus ha escrit...

Imagine, Èlsinor, que és el teu llibre de capçalera.

21 de desembre, 2005 11:07  
Blogger èlsinor ha escrit...

Doncs l'has encertada, perquè sempre hi trobes alguna pràctica nova per a cultivar i, a més, la qual cosa li dóna més morbo, preceptes que infringir perquè algú ho considera immoral ;)

21 de desembre, 2005 11:41  

Publica un comentari a l'entrada

<< Home