dijous, de juliol 05, 2007

Condemna cultural



Per
revisionista insidiós i prolífic creador de fem al per major...

El Cultural (28/06/2007)

En primera instancia: Don César Vidal
Por Rafael Reig


Han sido vistas las diligencias seguidas contra Don César Vidal y ha sido probado y así se declara como:

HECHOS PROBADOS

1.- Que D. César ha publicado El camino hacia la cultura. Lo que hay que leer, ver y escuchar. Ítem más: que dicho libro consta de unas quinientas páginas, de las cuales más de cuatrocientas están dedicadas a la literatura, mientras que pintura, arquitectura, escultura, música, teatro, cine, etc. se las ventila a velocidad de carga de caballería y aún con más superficialidad (si cabe)

2.-Que dicho libro contiene mucha menos información (y con una selección más arbitraria) que cualquier manual de bachillerato. Ítem plus: que D. César no añade su personal opinión o juicio de valor, sino que lo presenta fraudulentamente enmascarado como información neutral y contrastada. Así, “el desasimiento de cualquier norma de carácter moral”, entre otros factores, dio lugar “al nacimiento del socialismo”; “el comunismo se tradujo en el asesinato de más de cien millones de inocentes” (¿es acaso costumbre asesinar a culpables?) ; “no cabe duda de que el mejor representante del género” policiaco español (¡y el único al que menciona!) es Francisco García Pavón; no aparecen Wittgenstein, Foucault, Sigmund Freud o Althusser, pero a Santo Tomás de Aquino le dedica doce páginas; “el pasado siglo XX –el de los socialismos y los nacionalismos– será contemplado por la generaciones futuras con verdadero espanto”. Y así todo, si bien insiste D. César en que no se trata de un canon personal, sino de “una visión panorámica de los verdaderos clásicos”. Los que D. César omite (de Bertrand Russell a María de Záyas) deben de ser por tanto más falsos que un billete de tres euros.

3.-Que denuncia y da por sentada D. César “la existencia de un proyecto sociopolítico encaminado a convertir en auténticos asnos sin capacidad de pensar y sin capacidad crítica al conjunto de la población”. De ser cierto, D. César sería tal vez uno de los impulsores de dicho plan maquiavélico.
(Segueix)
FUNDAMENTOS DE DERECHO
Los hechos probados son constitutivos de los delitos de suplantación y estragos. D. César, que en la actualidad cumple condena por los delitos de proliferación patológica y monopolio editorial, juzgados en este tribunal, ha reincidido sin expresar arrepentimiento ni propósito de la enmienda. El conocido polígrafo, políglota, polidoctorado y polimorfo podría haber escrito un libro con su opinión y su propia visión de la tradición literaria, un libro escrito desde su punto de vista. Sin embargo, con malicioso intento, ha optado por presentarlo con alevosía como un panorama neutral de la historia de la cultura, escrito sub specie aeternitatis, abusando así de la credulidad, la paciencia y la buena fe de los lectores. Es criterio de la jurisprudencia que la cultura no es el resultado, sino el proceso: el “camino hacia la cultura” no desemboca en ninguna parte, pues el trayecto es su destino, como en el Viaje a Ítaca. Cultura es, a fin de cuentas, lo que queda cuando uno ya se ha olvidado de todo. Por tanto, este monótono vademécum escolar, lejos de estimular la adquisición de cultura, de hecho la impide, al suplantarla por resúmenes atrabiliarios y pintorescas listas de títulos de libros: “100 novelas clásicas de lectura obligada”, “150 obras clásicas de audición obligatoria”, “40 zarzuelas y operetas indispensables”, “20 ballets ineludibles”... Esta clase de delitos, que causan estragos al bloquear el acceso de los lectores a la cultura, provocan una justificada alarma social y deben ser combatidos con la máxima severidad; más aún en el caso de reos reincidentes. A fin de cuentas, ¿qué necesidad hay de escribir libros como éste, cuando existen manuales de bachillerato? Ninguna, salvo el delictivo designio de disfrazar un desahogo personal como si fuera autorizada información y la propaganda como si fuera pedagogía.

ACUERDO
Que debo condenar y condeno a D. César, como autor de los delitos de suplantación y estragos, a la pena de escribir sus próximas cien obras en lenguaje SMS y enviarlas desde su móvil a sus lectores, en lugar de editarlas.
Que debo condenar y condeno a D. César a la pena accesoria de trabajar durante seis meses como guía turístico en viajes organizados “hacia la cultura”: si hoy es jueves, esto es Dickens; si está en verso, es Espronceda; si salen escuderos, será D. Quijote, etc.

Así lo pronuncio, mando y firmo

Rafael REIG

Contra esta resolución cabe interponer recurso de apelación en el plazo de siete días ante el juzgado digital de segunda estancia: www.elcultural.es

Etiquetes de comentaris: , , ,

2 Comentaris:

Anonymous Carquinyol ha escrit...

coi avisa !! què un veu aquesta fotografia de bon matí i ja es queda amb l'ensurt al cos tot el dia !! ;)

Per cert, aquest condemnat no té dret a recórrer !!!

05 de juliol, 2007 08:34  
Blogger èlsinor ha escrit...

Home, recórrer-hi sí que pot fer-ho...però igual en revisar la sentència n'augmenta la pena!

05 de juliol, 2007 12:09  

Publica un comentari a l'entrada

<< Home